DIARIO DE UN MARATONIANO 4.0 SEMANA 10

Vote: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Cargando…
DIARIO DE UN MARATONIANO 4.0 SEMANA 10

DIARIO DE UN MARATONIANO 4.0
SEMANA 10

DIARIO DE UN MARATONIANO 4.0

Clínicas CIO

SEMANA 10

Después de casi una semana entera sin pisar el asfalto por culpa del temporal, a uno le asaltan las dudas. Esa necesidad imperiosa de probarse cada día y de saber que se está rápido y en perfectas condiciones es difícil de mantener cuando toca entrenar con frío, viento, nieve, y trastocar el planing un día sí y otro también para adaptarlo a la cinta o la elíptica, relación amor-odio en toda regla la que he mantenido estos meses con estas máquinas.

Creo que es algo generalizado, y a estas alturas de la preparación a todos nos asaltan dudas, miedos, parece que si descansas mucho vas a perder la forma, por otro lado, si aprietas demasiado en los entrenos puedes acumular más fatiga de la cuenta, o lo que es peor, hacerte daño…Cuesta convencerse de que el trabajo ya está hecho, que ahora toca empezar a levantar el pie y dejar que el cuerpo asimile todo el entreno acumulado en los últimos meses. A partir de ahora, y veréis que es algo en lo que vengo insistiendo mucho sobre todos estas últimas semanas, tenemos que empezar a entrenar más con la cabeza que con el físico, ser capaces de estar tranquilos, ignorar en la medida posible los dolores “fantasmas” y creer en lo que se ha hecho. Todo lo que estaba en nuestra mano lo hemos llevado a cabo, hemos sido disciplinados y meticulosos, confiamos 100% en nuestro entrenador y sus métodos, la experiencia de otros años nos avala, sólo falta pedir que en los pocos días que faltan no pase nadad raro.

Y se disiparon las dudas. Domingo 8 de Febrero, 11 de la mañana, más de un metro de nieve en la Robla, nos disponemos a realizar el último test serio de la planificación. La Robla-León, 25 Km de asfalto, rodaje progresivo con el objetivo de probar el ritmo de carrera. En esta ocasión nos juntamos 9 valientes, con 2 coches de apoyo, gracias María y Miguel por vuestro soporte, día frío (-5ºC) y soleado, bonita mañana para rodar.  La salida de la Robla está complicada, placas de hielo y mucha nieve, sólo un carril de la carretera permanece limpio, aunque esto no me viene mal, salgo más tranquilo de la cuenta y así voy calentando, después de 2-3km la cosa se va aclarando un poco, no hace viento y la sensación térmica no es mala, no tardo mucho en quitarme el chubasquero, con lo que eso supone… empieza la fiesta. Me adelanto al grupo, ladeo un poco la cabeza y pongo el automático, velocidad de crucero a 3:40-3:45, ritmo de maratón para lograr mi objetivo, sin darme cuenta estoy en Cuadros, voy cómodo, agustito, disfrutando, el cuerpo me pide más, pero la cabeza pone orden. Rodando y rodando a ritmo, como a mí me gusta, una hora y 16km después ya estamos en Lorenzana, simulacro de avituallamiento, hay que entrenarlo todo, y a por los últimos 8km. Aprieto un poco el ritmo a falta de 3km para terminar fuertecillo, si planteo bien la carrera, el final es uno de mis fuertes, y eso también trato de ponerlo en práctica en este ensayo. Poco a poco va llegando el resto de la banda, cada uno a su ritmo y con sus objetivos claros, da gusto veros compañeros. Una vez todos en meta Miguel nos saca un chocolate caliente y unos bollos, pero que tío grande, siempre dispuesto a ayudar, gregario de lujo, si señor!

Y como bien me dijo Pipas al terminar, aquí se separan nuestros caminos, Sevillanos en la recta final, Barceloneses todavía en la parte dura de la preparación, fue un placer mientras duro, os echaremos de menos.

Comienza la Semana 11, ya empieza a oler a azahar….


“Dime que no puedo hacerlo y tendré un motivo más para intentarlo”

COMENTARIOS