DIARIO DE UN MARATONIANO 4.0 SEMANA 9

Vote: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Cargando…
DIARIO DE UN MARATONIANO 4.0  SEMANA 9

DIARIO DE UN MARATONIANO 4.0 SEMANA 9

 

Clínicas CIO

Después de la Media de Getafe toca recuperar un poco las piernas, pero sin recrearnos demasiado, dos o tres días de trabajo suave para  a partir del jueves volver a la carga. Vuelta a las cuestas, a las series, a las pesas,…, vuelta a la rutina, me encanta esta rutina.

Esta semana de transición se me suele hacer especialmente dura, no es una sensación nueva para mí, pero ahora ya tengo la experiencia suficiente como para verlo venir, y saber cómo afrontar el tema. La ilusión del principio, las ganas de la parte central, y la fatiga de este último tercio son fases que tenemos que ir pasando, y no hay otra.

Ya son muchas semanas de gran exigencia tanto física como mental, ya van cerca de 800 km de específico. Una vez alcanzado el primer objetivo debemos luchar contra el cuerpo que inconscientemente pide relajarse. Hay que hacerle entender que no aún no es el momento, que hace falta un poco más, lo más duro ya ha pasado, ya sólo nos queda tener la capacidad suficiente para empezar a transferenciar todo el entreno. “Vamos Fonso, un poco más”, eso me repito cada día en los entrenos, la sola imagen de verme entrando en meta besando el anillo suele ser lo suficientemente motivante para que apriete los dientes y siga corriendo…que sensación más bonita la de entrar en meta…la piel de gallina…

Comienza la cuarta fase, es la hora de afinar, es el momento de comenzar la puesta  a punto que nos permita llegar al 100% el día “D”. El trabajo físico ya está prácticamente todo hecho, a pesar de que esta semana no he tenido la chispa de las anteriores, me he recuperado rápido, señal inequívoca de que se están haciendo bien las cosas. En estas tres semanas que faltan tendremos que atender mucho al aspecto psicológico, algo fundamental para mí en este tipo de carreras. Llegar con confianza es clave, creerse capaz del objetivo también, diseñar estrategias de afrontamiento adecuadas para los malos momentos en carrera, que los habrá, seguro que los habrá, luchas contra los dolores “fantasma”, buscar el latido lento, en definitiva, FORTALEZA MENTAL, todo el mundo que hace deportes de resistencia sabe a qué tipo de cosas me refiero. Por cierto, la nevada del domingo me permitió, no hay mal que por bien no venga, poner a prueba dicha fortaleza, 28 km de tirada larga, 23 de ellos en un tapiz rodante, menudo globo al bajar…

Nueva semana y nuevo objetivo a corto plazo, segundo y último test, rodaje a ritmo de competición desde la Robla a León, normalmente en condiciones meteorológicas bastante adversas, 25 km por la carretera de Cuadros que nos permitirán además entrenar esas otras cosas importantes en el maratón como los avituallamientos, etc., como se suele decir, los experimentos con gaseosa, no hay que dejar margen a la improvisación, cualquier detalle puede arruinar muchos meses de trabajo, no se puede dejar nada al azar, como decía el otro día el Pipas, controlar todo lo controlable. Conseguir mi objetivo supondrá rodar 42 km a una media de 3:45, sólo pensarlo me da la risa, pero para eso me he estado preparando y pondré todo el empeño en conseguirlo.

Lo mejor de la semana, sin duda, que Celes, uno de mis compañeros de viaje en esta aventura, después de 10 días tocado con un problema en el poplíteo, está de vuelta, Fuerza compañero, ya estamos todos.

 

“La suerte es para aquellos que creen que la victoria es una accidente, el sudor es para los que saben que es una elección”

 

COMENTARIOS