DIARIO DE UN MARATONIANO 4.0

Vote: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Cargando…

Alfonso Salguero

Parece que no iba a llegar nunca pero ya estoy aquí de nuevo,  a menos de una semana  de enfrentarme por cuarta  vez a la preparación de un maratón.

Clínicas CIO

22 de febrero la fecha, Sevilla el lugar y bajar de 2:40 el objetivo.

Los que seguís mis andanzas quizás os preguntéis el por qué repetir por tercera vez el mismo maratón, con la de ellos que hay. Los que me conocéis bien seguramente no os sorprenda tanto. Cuando me pongo a preparar algo, lo que sea, lo hago conciencia, y trato de tener el mayor  número de variables bajo control, y conociendo este circuito, las fechas en las que se celebra la carrera y con el objetivo planteado creo que es la mejor opción, el calor me va muy mal, y meterme más en primavera puede ser muy peligroso para mí. El año que viene ya veremos, posiblemente llegue la hora de cambiar, pero vamos a ir paso a paso y este año toca Sevilla.

He tardado tres líneas en desvelar mi objetivo, no me escondo, y no habrá escusas si no lo consigo. Los que habéis corrido alguna vez un maratón, o una media, también me vale, seguramente ya hayáis hecho la cuenta, tengo que bajar dos veces seguidas de 1:20, aunque mi pretensión es hacerlo solo una, la táctica, aunque hasta después de correr la Media de Getafe a finales de Enero, no la tendré del todo clara, será correr en 1.20 y 1:19, hacer un minuto menos en la segunda media, igual que ya hice en las dos ocasiones anteriores, soy un rodador nato, y si escojo el ritmo adecuado sé que puedo hacerlo. Todas estas cábalas están muy bien, pero un maratón es maratón, no matemáticas, así que de todas formas cautela y máximo respeto al “señor del mazo”, ya le he librado en tres ocasiones, espero hacerlo de nuevo.

Fácil? NO, Imposible? TAMPOCO, pero para conseguirlo tendré que hacer todo lo que esté en mis manos. Cada metro que recorra, cada minuto que le robe al sueño, cada pesa que levante, cada cuesta, cada mojadura, cada sobrecarga, carcajada, cada lágrima…todo debe ir focalizado en conseguir el objetivo de vencer la mítica distancia y al espigado chaval de la camiseta naranja. El apoyo de la Familia y de los compañeros de equipo será la clave de todo, así que espero teneros a mi lado, como lo habéis hecho en las tres ocasiones anteriores. Me vienen a la memoria las palabras del Pipas, cuando parodiando un anuncio de televisión de hace un par de años, me decía, “el tiempo que le dedicas a correr se lo quitas  a todo lo demás”. Hay tiempo para todo y es cuestión de organizarse.

El día 1 de diciembre empezamos la preparación específica, 12 semanas, cerca de 1000km y 90 entrenamientos, donde tocará volver a escuchar comentarios tipo “te estás quedando muy flaco” (que no señora, que como como una lima, pero el maratón es así, es una novia muy exigente), “te estás obsesionando demasiado con esto” (no es obsesión, es entrega, disciplina y tener claro lo que se quiere en la vida), “te merece la pena tanto sacrificio para mejorar unos segundos” (SI, SIEMPRE). Si estás leyendo esto y no responderías lo mismo, quizás la lectura de mi diario se te haga un tanto dura, pero si eres un fajador/a, creo que vas a disfrutar.

No tengo ninguna pretensión de nada, ni de dar lecciones a nadie, y menos de atletismo, sólo soy un popular más que quiere contaros su experiencia. Me conformaría con que una sola persona consiguiera motivarse con mis palabras si está preparando un maratón o que se lance a la aventura de hacerlo si aún no lo ha hecho.

HONOR Y GLORIA!!!!!

 

Anterior artículo

DE MENOS A MÁS…

COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.